Sigue este blog con bloglovin

Follow on Bloglovin

Seguidores

Curso de jabón- paso a paso


Hacer jabón es un hobby muy divertido pero hay que saber lo que uno está haciendo. Es importante tener todas las cosas a mano y sobre todo tiempo. Los niños y los animales domésticos  >^..^< deben estar fuera de nuestro lugar de trabajo- en mi caso la cocina.
La ventaja de hacerlo en la cocina es que como hay que limpiarlo todo muy bien, tengo la cocina siempre limpia como los chorros del oro; alguna ventaja tenía que haber.
También es muy importante tener el "equipo" adecuado ya que vamos a trabajar con sosa cáustica y una gota nos puede quemar la piel.
He elaborado ésta página con lo mas básico a la hora de hacer jabón.

1º- Lo primero y más importante es saber para qué queremos utilizar el jabón. Se puede hacer jabón de limpiar (en cuyo caso el ph no es demasiado importante) o jabón para uso personal---aquí el ph es fundamental!
Yo hago jabón para uso personal y desde luego presto mucha atención al ph, me gusta que tenga entre un 5-6%, como resultado obtendremos unas pastillas de jabón muy indicadas para todo tipo de pieles, en especial para aquellas pieles que presentan problemas de dermatitis atópica, sequedad, sarpullidos....

2º- Aceites: Tendremos que decidir que aceites utilizar, porque en base a los aceites así calcularemos el agua y la sosa que necesitaremos para un ph adecuado. Os pongo un enlace a una calculadora de sosa: simplemente introducir cuánto aceite tenéis- que tipos etc. y la calculadora os dice cuánta sosa y agua.

3- ¿Más cosas? Pues sí, se pueden añadir más cosas
A mi no me gusta añadirle mas cosas al jabón, aunque hago una excepción con las esencias naturales.
Esencias:
La esencias deben ser naturales 100% para obtener mejores resultados Tendremos que utilizar aprox. 10 ml de esencia por cada 500 ml de aceites para poder oler "algo".

Pigmentos naturales:
Los pigmentos naturales son muy difíciles de encontrar en España. Yo los compro en Estados Unidos y son una maravilla. Sobra decir que son caros! Dan un color intenso al jabón y al ser totalmente naturales no hacen ningún daño a la piel. Para aquellos que quieran probar, el azafrán (el natural- no el colorante) da un color anaranjado muy bonito, eso sí, hay que utilizar bastantes hebras para que el color se haga notar.

Dióxido de Titanio:
Es un pigmento blanco y se disuelve fácilmente en agua.  Tiene diversas utilidades, pero en nuestro caso sirve para "blanquear" el jabón.

Piedra volcánica molida:
Es imprescindible cuando hacemos jabones con efecto peeling.

Otros:
Miel, seda natural, leche de cabra, aloe triturada......aquí tiene que poner cada uno a trabajar su imaginación!

4.- Agua- DESTILADA da el mejor resultado. Las demás agua o tiene mucha o poca cal, cloro..... Lo mejor es el agua destilada sin dudarlo.

5.- Sosa cáustica. Siempre que sea pura o en un 99% vale cualquier sosa cáustica. Después de tanto tiempo haciendo jabón me he decantado por la sosa cáustica en escamas que a mi me da mejores resultados.

6.- Preparándonos para la aventura
Necesitaremos:
Un cubo pequeño de plástico (para poner todos los aceites)
Una jarra de plástico (para el agua y la sosa)
Un par de cucharas de madera
Guantes
Gafas protectoras
Mascarilla protectora
Moldes para el jabón (desde cajas de zapatos forradas con plástico hasta los mas sofisticados moldes para jabones; lo único a recordar es que nunca pueden ser de metal) 
Batidora (única y exclusivamente para éste fin; comprar una con el pie de plástico)
Báscula (muy precisa)
Vinagre (para neutralizar la sosa si salpica- lo que dije; tendremos la cocina como los chorros del oro)
Toalla vieja (para "tapar" al jabón y mantenerlo caliente)


Lo primero y mas importante es protegerse y preparar todo lo que vamos a necesitar. Hay que tener claro los aceites que queremos utilizar y protegernos. Así pues, guantes, gafas, mascarilla.....y no se quitarán hasta que el jabón esté tapadito y la cocina reluciente

Poner el agua en un vaso y añadir la sosa- CUIDADO 
Primero el agua y después la sosa, nunca al revés. Al añadir la sosa al agua, ésta se calienta rápidamente y desprende unos humos muy peligrosos si los inhalamos, así qué, MAXIMA PRECAUCIÓN!!!! El que haya prescindido de mascarilla.......se arrepentirá! 


Hay que remover con una cuchara de palo (plástico también vale) hasta diluir completamente la sosa.
Esto suele tardar unos minutos. Yo me tomo mi tiempo y la dejo reposar un rato, vuelvo a dar unas cuantas vueltas, la dejo reposar otro rato......simplemente porque si el agua con la sosa no está tan caliente habrá más posibilidades de éxito con el jabón.

Mientras el agua con la sosa se va enfriando. Vamos a deshacer al baño maría la manteca de karité ( u otras mantecas; si las hubiera) y preparar todas las demás aceites.
Es obvio que la receta la teníamos clarísima antes del paso 1!!!!
También es el momento de preparar el molde si no lo hubiéramos hecho antes.

 

Cuando ambos líquidos estén templados (38 º- 48º) vamos a ir echando la sosa lentamente en el aceite.
Aquí ya empezamos a remover "sin parar". Los que hagan mayonesa en casa, sabrán de lo que estoy hablando. Mover, mover y mover. Para agilizar un poco este proceso......tenemos nuestra batidora! No queremos estar durante horas dando vueltas por lo que con la batidora vamos batiendo un poco, dando vueltas con la cuchara otro rato.....y dependiendo de la cantidad de aceites que hemos utilizado en aproximadamente 5 -20  minutos tendremos una especie de "natillas"

Si queremos añadirle esencias es el momento de hacerlo. Darle un par de vueltitas mas y listo.
Verter nuestras natillas al molde que hayamos preparado para este fin. Tapar con un plástico y arropar bien con la toalla.  Yo suelo utilizar moldes de silicona porque aquí el jabón es más fácil de desmoldar.
Hay que dejar dormir al jabon su tiempo, ahora es cuando empieza la "saponificación". Puede calentarse mucho, eso significa que está saponificando, sobre todo aquellos que hayamos hecho con leche o miel. Para éstos no hace falta arroparles porque ya producen suficiente calor.
Algunas esencias (como la de orquídeas) aceleran la saponificación considerablemente, tanto que casi no da tiempo a verterlo al molde.
Cortar. Esto puede ser al día siguiente o a los dos días. Ahora toca guardar el jabón en un sitio ventilado pero oscuro. Después de unas 4 semanas ya podremos probar el jabón y disfrutar de éste lujo para nuestra piel.