10 jul. 2014

Café helado.....bueno, frío




Me encanta el olor a café recién hecho, pero…..no me gusta el café….

Bueno, aquí he mentido un poco….

Me encanta el café helado- pero no esa imperfección que sirven en casi todos los sitios; me refiero a aquello de pongo un poco de hielo en la taza y añado el café recién hecho….no, definitivamente no!
Ese café helado insulso suele estar aguado, insípido y el café ya ni es café…..que no, que por ahí no paso.

Hace tiempo que descubrí el método de preparar café en frío y puedo asegurar que no hay forma mejor de prepararlo.
Este método os dará un café mas rico, mas delicioso, concentrado…….y podréis tenerlo listo y preparado en el frigorífico unas dos semanas-  súper-mega-práctico! Además tiene menos acidez que el “tradicional” y precisamente eso es lo que me gusta de éste método ( a parte de lo práctico que resulta eso de levantarse por las mañanas y simplemente coger la botella del frigorífico…..)

Allá vamos:

Necesitamos una botella de 1.5 litros
Añadir 1 taza pequeña de café molido (taza de 180-200ml ni pequeñísima ni la taza de desayunar leche con cacao….)
Rellenar la botella con agua – agitar
Al frigorífico a descansar- mínimo 12 horas – a 24 horas
Después de ese tiempo lo colaremos. Tenemos dos opciones el colador con paños de queso o directamente papel de filtro. Yo lo cuelo directamente a otra botella con filtro.

¡Ya está! Maravilloso café frío que aguanta en el frigorífico unas dos semanas.

Por la mañana me levanto y tengo el café listo- añado un buen chorro de leche condensada (vaaaaale, a veces soy buena y le pongo sacarina líquida), pero lo importante es que me levanto y encuentro mi panacea para despertarme de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario