1 ene. 2015

Esos zapatos de flamenca....




Esos zapatos de flamenca tienen muchos años..... Ya los llevaba yo allá por el año 1976......y ahora los lleva mi hija, roídos, gastados, zapateados en toda regla. Más moderna con sus calcetines de Monster High....
Duele el paso del tiempo, duele que corra el tiempo más de lo que uno quiere, pero al mismo tiempo es gratificante tener el privilegio de estar aquí, junto a mis hijas cada día.
Lo damos por hecho, pero no todo el mundo llega. Algunos zapatos desaparecen cuando son nuevos, son eliminados sin piedad, olvidados en su existencia....somos unos ingratos, no apreciamos el minuto en el que vivimos.
¿Y cómo se hace eso de apreciar y vivir cada día como si fuera el último? Supongo que hay una fórmula y mi propósito para este año es encontrar esa fórmula, encontrar la forma de vivir cada minuto para que "cuente", de vivir de verdad, de no preocuparme por la casa sucia, de la lavadora sin poner o quizás incluso sin tender, de no preocuparme de tantas cosas que consumen esos minutos que se escapan....
Quiero vivirlas, disfrutarlas y no arrepentirme de no haber aprovechado cada día al máximo.....mi próposito, no perderlo de vista....el tiempo nos adelanta....casi.....
Duele ver esos zapatos tan desgastados, pero están aquí.....

1 comentario:

  1. Se quieren los zapatos viejos..y estos tienen un encanto único.
    feliz año

    beso
    :-)http://eldiariodelasmanualidades.blogspot.com/

    ResponderEliminar