18 sept. 2012

Julietta

 Julietta cuando llegó a casa




Julietta 6 meses después


Julietta vino a mí echa un asquito- no me gusta decirlo así, pero me acuerdo de que la veterinaria me dijo "¿no había nada peor?"- Pero yo no elegí a Julietta; fue ella quién me eligió a mí.
Se me acababa de morir mi gata Luna y Whisky andaba por casa como un loco buscándola.....encima de lo uno- lo otro.
Decidí irme a Sara- acogida de animales en esta isla y me prometí a mí misma que no cogería una gata blanca para que no me recordara a Luna.
Ahí ví un gatito negro que me enamaoró. Dejé la gatera en el suelo para acariciar a aquel gatito tan precioso y amoroso pero cuando me dí la vuelta había una gatita que se había metido en la jaula....blanca.....echa un asquito.....juguetona.....y con una determinación increíble de no abandonar la cajita. Bien, tuve que llevármela.
Tiña, sarna, miedo......un suplicio pero con mucho cariño Julietta se convirtió en una belleza.
Debe estar muy agradecida porque  no me deja ni a sol ni sombra ni un minuto- ni para ducharme. Me persigue literalmente y es increíble la energía que tiene esta gata.
Feliz con sus compañeros en casa, defensora de la peque a muerte; se pone delante de la niña cuando yo la riño aunque Juliiiii- eres un poco pesadita pero te adoro!!!

2 comentarios:

  1. Ya está hecha una señorita de exposición. Seguro que tiene muchos novios. Preciosa tu gana:)

    ResponderEliminar
  2. Ay, me has emocionado. Qué hermosa historia. Julietta está ahora preciosa y tan feliz de haber encontrado una familia maravillosa que la quiere y la mima. Odio la maldad que hay en el mundo que tanto dolor causa a animales y personas, pero doy gracias porque también existen seres como tú que aman tantísimos a estos adorables misines.

    Un besazo!
    Ana.

    ResponderEliminar