10 nov. 2013

Alitas al ajillo




Vale, hago trampa- pero es que no tengo demasiado tiempo para no hacerla.
El pollo al ajillo debería ser frito en su “totalidad”- pero confieso: hago trampa.

Pongo las alitas y muslitos sobre la rejilla del horno y las “horneo” hasta que “casi” están hechas. 
Siguiente paso: 
Sartén grande- aceite bien caliente (mas bien poca aceite), un tanto de ajo molido (yo lo tengo ya en el tarro en aceite), alitas a freír, chorro de vino blanco y listo. 
Lo mas importante es tener el aceite bien caliente para que el vino además se evapore bien deprisa. 
Pegajositas y muy, muy ricas. 
Me ahorro una cantidad indecente de tiempo y posiblemente de calorías.

1 comentario: