15 sept. 2015

Prometí no hacerlo.....


Lo prometí, juré, garanticé.....que nunca, nunca, jamás lo haría.
Siempre he pensado que cualquier cosa sirve para marcar la página en la que nos encontramos, siempre pensé que marcapáginas los tenemos a miles aquellos que adoramos la lectura, siempre pensé......
Pero con dos niñas a mi alrededor....el marcapáginas casi es historia. ¿por qué con todos los libros que tienen quieren el mío? Por supuesto, cada vez que lo cogen....adiós al marcapáginas.
Ahora son las esquinas de las hojas dobladas las que sirven para marcar mi "última posición"......lo odio.
Cada vez que tengo que doblar la esquina.......se me erizan los pelos y sobre todo me acuerdo de mi madre que de pequeña siempre nos decía que esas esquinas dobladas eran "orejas de burro".....
Juro que recuperaré los marcapáginas.....lo juro.

1 comentario: